ArchivoTANGO
GALERÍA | PROYECTO | CRÉDITOS | CONTACTO

Origen del archivo


Mi abuelo Mario Montani en Bandoneón junto a amigos en una orquesta que formó ocasionalmente para cubrir un baile en 1931. La orquesta se llamaba “La lomuto”.

Este proyecto comenzó casi sin saberlo cuando todavía era un niño y en la escuela primaria me pidieron llevar fotos de cosas que hacían mis abuelos.

Recuerdo que las dos fotos que me dieron para llevar eran de mi abuelo Mario Montani quien estaba junto a otros músicos.

Ahí descubrí que fue bandoneonista y que había sido partícipe de una época pionera del tango en la región. Desde entonces mi pasión por recopilar esas fotos y esa época del tango en nuestra ciudad fue creciendo hasta llegar a convertirse en un proyecto que hoy puede apreciarse en gran medida a través de esta página.

Tango desde el interior

En ocasiones se tiene una visión parcializada sobre el desarrollo del tango, ya que su mirada muchas veces está centralizada en la capital del país como meca del género. Aunque en parte esto pueda ser cierto, si Buenos Aires era la mesa del restaurant con sus platos y copas refinadas, en el interior del país se encontraba la cocina de músicos y artistas que preparaban ese menú tan abundante que es nuestra música ciudadana.


Mario Montani (segundo desde la izquierda) junto a la Orquesta de Nicolás Tauro (Sosteniendo el micrófono) tomándose un descanso durante
las trasmisiones de la emisora LU7 l (31 Enero 1939)

Bahía Blanca y la zona fue y sigue siendo en alguna medida, uno de los centros urbanos de la Argentina con mayor actividad en tango. En su época dorada desde las radios, los carnavales, las cantinas, los clubes, las confiterías y otros tantos lugares se podían escuchar bandoneones, violines y cantores que le daban vida a una música que hoy ya es patrimonio mundial.

En Bahía Blanca se formaron las llamadas Orquestas “Tipícas” y “Características” que nutrían de música nuestra ciudad, los pueblos y prácticamente la Patagonia misma, llegando a lugares remotos como Esquel o Comodoro Rivadavía entre otros.

Hoy de esas músicas casi no ha quedado registro alguno, sólo los recuerdos de unos pocos con vida que tuvieron el privilegio de escucharla y hasta bailar. Es ahí donde las imágenes son la fuente principal para reconstruir un pasado que no debe ser olvidado si queremos entender de dónde venimos, dónde estamos y a dónde vamos con ese legado tan nuestro que se llama Tango.

Julián Mansilla
Idea y dirección: ArchivoTango